Indagan homicidios y narcolaboratorio
Ambas víctimas tenían huellas de violencia; al parecer se enfrentaron a su o sus agresores. Varios sobres amarillos que usaba Azucena “N” para entregar sus tandas, quedaron regados en la recámara principal. (ESPECIAL)

Indagan homicidios y narcolaboratorio

11/01/2019
01:49
David Fuentes y Andrea Ahedo
-A +A
Pesquisa inicia por asesinato de mujeres en GAM; al revisar el domicilio hallan metanfetaminas

[email protected]

La procuraduría local inició la investigación del homicidio de dos mujeres —madre e hija— a quienes según las primeras versiones policiacas, las asesinaron para robarles el dinero de una tanda.

Los hechos se registraron en un domicilio de la calle Constitución de la República y Chihuahua, en la colonia La Providencia, alcaldía GAM.

Sin embargo, el expediente fue turnado a la Procuraduría General de la República (PGR), pues al momento de revisar la casa, peritos de la PGJ encontraron, al parecer, un laboratorio de metanfetaminas.

“Fueron dos mujeres ejecutadas en su domicilio, la hija vino a ver a la madre, la visitaba los fines de año, tiene dos. Ese asunto se fue a la PGR porque encontramos metanfetaminas y un laboratorio. Estamos verificando el tema de las niñas, porque al parecer las tiene el papá”, explicó la procuradora, Ernestina Godoy, al ser cuestionada sobre el doble homicidio.

Perfiles. Según la carpeta de investigación, las víctimas fueron identificadas como Azucena Patricia, de 51 años, y su hija Yesenia Azucena, de 29.

El hallazgo lo hizo otra de las hijas de la señora Azucena al acudir al domicilio. Cuando llegó, las encontró en el piso de la recámara principal.

Junto a ellas estaban varios sobres amarillos que su madre utilizaba para guardar el dinero de las tandas que hacía, por lo que las autoridades no descartan que el móvil del crimen sea el robo, ya que además faltaban joyas y artículos del hogar.

La familiar refirió a las autoridades que Azucena Patricia tenía un negocio de refacciones en la calle Artículo 123 de la zona Centro y que su hermana tenía otros negocios en Michoacán y que sólo llegó a pasar estos días con su mamá y sus hermanas.

El peritaje de la procuraduría capitalina reveló que madre e hija presentaba huellas de violencia, aparentemente forcejearon con él o los agresores, quienes al final les dispararon en la cabeza. Los vecinos dijeron que las mujeres eran tranquilas, llevaban más de 15 años viviendo en la zona y su homicidio pasó desapercibido.

Los comerciantes y habitantes dijeron que Azucena vendía alitas sobre la calle Constitución de la República los fines de semana.

El domicilio, uno de los más grandes de la calle, tiene al menos dos cámaras de vigilancia y sensores de movimiento que encienden al paso de transeúntes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios