Restaurar cúpulas, el reto tras el 19-S: expertos franceses

Los investigadores realizaron un recorrido por 10 inmuebles dañados por el terremoto
La misión de expertos franceses incluyó una revisión de la Catedral Metropolitana (CORTESÍA HÉCTOR MONTAÑO. INAH)
17/01/2018
00:21
Yanet Aguilar Sosa
-A +A

yaner.aguilar@eluniversal.com.mx

La gran emergencia en los templos religiosos dañados por los sismos de septiembre, y al mismo tiempo el mayor reto que enfrentarán las autoridades mexicanas en su reconstrucción, tiene que ver con la reedificación de las cúpulas. Sin embargo también deberán analizar y reflexionar sobre si se deben recuperar sólo las edificaciones originales o también las adhesiones que tuvieron con los años.

Esas son parte de las conclusiones a las que llegó el equipo de expertos franceses en conservación y restauración del patrimonio, que realizó un recorrido por 10 inmuebles dañados por el sismo, y que conforman la ayuda que el gobierno francés ha ofrecido a México en esa materia.

“Los daños son muy importantes y lo que hemos visto en las primeras obras del INAH es que están muy bien hechas”, señaló Maxime Pottier, especialista en la restauración de edificios antiguos y en la talla de piedra, quien agregó que el problema más importante y mayor, pero también el más delicado, es la caida de las bóvedas en estos templos y decidir qué arquitectura es la que se recuperará.

Christine Mouterde, especialista en restauración de pinturas, quien trabajó en museos como el Louvre, afirmó que en esta primer visita pudieron reconocer las características tan particulares que tiene el arte mexicano; y dijo estar sorprendida de la participación activa de la comunidad y de cómo esos templos juegan un papel importantísimo para la vida social.

Jean-Joinville Vacher, consejero adjunto de Cooperación y Acción Cultural de la Embajada de Francia, habló de los cuatro ejes en los que colaborarán con México: “Apoyo sobre aspectos técnicos y asesoría al plan rector del INAH, ver qué tipo de construcción hay que hacer, qué tipo de restauración; dar continuidad a la recuperación de los dos templos adoptados; una reflexión particular sobre el templo franciscano de Huaquechula que está muy destruido y que nos plantea un desafío; y apoyo en la formación de los técnicos”.

Vacher, quien acompañó a los tres expertos —el tercero fue Pierre-Antoine Gatier, arquitecto en jefe de Monumentos Históricos y especialista en situaciones pos-catástrofe— reiteró que los dos monumentos históricos que ha adoptado Francia para su restauración son el conjunto conventual de San Bernardino de Siena, en Xochimilco; y el templo de San Francisco, en Puebla. Aunque la revisión también incluyó la Catedral Metropolitana; el conjunto conventual de Nuestra Señora de la Asunción, el conjunto conventual de San Martín Caballero y el templo del antiguo Convento de San Francisco.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS