Ancla

Se encuentra usted aquí

¿Qué nos queda?

Muchos se quedarán con la tremenda e histórica victoria de la Selección Mexicana contra Alemania
¿Qué nos queda?
17/07/2018
00:51
-A +A

Así de rápido, intenso, cansado, frenético, emocionante y fugaz es un Mundial.

 La espera ya no será de cuatro años sino de cuatro años y medio para llegar a Qatar. Durante más de un mes leyeron, escucharon y vieron que Moscú principalmente y Rusia fue un gran evento, así lo fue. Pero pasan tantas cosas en tan poco tiempo que se genera vacío. 

Es cierto que ya desde esta semana tendremos futbol de cansa... Vendrán de nuevo las conversaciones de nuestros amados equipos. También es cierto que ya están cansados de tantas conclusiones y recuentos de Rusia 2018, a lo mejor causados por esa depresión post mundialista.

Tenemos que ser claros con qué nos quedaremos. Ese pequeño ejercicio que cada aficionado o villamelón hace para recordar en el tiempo lo que fue el frenesí veraniego. Muchos hablarán de Neymar y sus teatros antes de reconocer el baile que le metió a la defensa mexicana. Otros pondrán en esa balanza que ni Messi ni Cristiano ganaron una Copa del Mundo en su carrera en lugar de ver cómo siguen siendo los grandes referentes de este deporte, a tal grado que la nota de la salida de CR7 del Madrid es la comentada del año. Algunos hablarán de los croatas como ese equipo que se ganó el cariño de la afición del mundo sin reconocer que en sus cuatro juegos finales no supo ganar en 90 minutos.

La mayoría siempre recordaremos a los franceses levantando la copa sin entender el mensaje más fuerte que da esa imagen en un trasfondo migratorio y cultural ante su constante discriminación racial que vive el país galo.

También muchos se quedarán con la tremenda e histórica victoria de la Selección Mexicana contra Alemania sin percatarse que los sueños chingones no llegaron con la generación que prometía dar ese salto de calidad y nivel y que se metieron más en grillas y batallas contra los medios con técnico que lo quisimos poner como señor de vanguardia táctica cuando realmente nunca pudo ganar un juego trascendental.

En pocas palabras cada que termina un Mundial es tanta la información que circula y tan rápida, que pocas veces nos detenemos a comprender y profundizar de todo lo vivido.

Rusia demuestra que no es como Hollywood nos los vendió, pero sí tienen un presidente que no se puede mojar en la lluvia aunque todo el comité de honor se empape. Nos enfrascamos en tuits de preferencias mediáticas cuando el mejor mensaje es que el gusto en México por el futbol, el Mundial y la Selección Mexicana sigue intacto, noble y con ganas de seguir recibiendo esas, estas historias de cada cuatro años. 

Por cierto: gracias a todos los que nos acompañaron en las transmisiones radiofónicas con #LaVozDelMundial o siguieron a los #FutbolCheviques en la TV y leyeron o interactuaron con todo el despliegue informativo #ElUniversalenRusia.

¡Bienvenidos, bienvenidos! A esas horas donde nos preguntamos ¿qué nos queda de la Copa del Mundo de Rusia?

Más sobre el autor

Comentarios

 

Comentarios