Tarjetas de viajes. Sácales el mayor provecho

Ya sea que tengas un plástico que te permita acumular millas o apenas vayas a tramitarlo, te damos los mejores consejos. Una vez que realices pagos con esa forma de financiamiento, estás cada vez más cerca de volar gratis
ILUSTRACIÓN ROSARIO LUCAS. EL UNIVERSAL
22/02/2018
01:43
Mariana F. Maldonado
-A +A

Si te gusta viajar y a bajo costo, una tarjeta que te permita acumular millas es perfecta para ti. Sólo ten paciencia, invierte tiempo en escoger una que se adapte a ti y en hacer un buen uso de esta, que así vas a llegar lejos. “No se espanten y sean pacientes, no van a juntar en dos meses para volar a Rusia, pero si trabajan en ello van a llegar”, explica Gabriel Galván, un abogado que es probablemente el mayor fanático de la Selección Mexicana, que tiene 10 años consecutivos de acompañar por sus propios medios a la Selección Mexicana y que podrá catalogarse como un experto en viajes.

Gabriel tiene varias tarjetas de crédito y ha aprendido la manera en la que puede viajar al menor costo sacándole provecho a los programas de viajero frecuente y a las tarjetas de crédito, tanto a las que tienen alianzas con aerolíneas como a las que no.

Este abogado de 38 años ha rebasado dos veces el millón de puntos en sus dos tarjetas de crédito de viajes y desde 1994 asiste a los mundiales a ver al TRI y de ir a todos los juegos oficiales tiene 10 años de no fallar un solo partido. Así que si de algo sabe, es de cómo viajar a bajo costo.

Ahora bien, lo primero que tienes que saber es que en el mercado hay varios bancos que tienen convenio con algunas aerolíneas, así que te dan beneficios especiales por viajar sólo por esa aerolínea en específico. Si sueles viajar a los destinos que estas empresas ofrecen, puede funcionar que contrates un plástico de este tipo. Pero si lo que quieres es viajar al extranjero, la aerolínea más grande de México podría ajustarse más a tus necesidades, así que puedes buscar alguna institución financiera con la que tenga convenio.

Busca bien

Ahora bien, haz una búsqueda en el mercado de las tarjetas que te ofrecen beneficios por viajar o que te permiten juntar puntos canjeables por kilómetros. Una vez que las tengas identificadas, analízalas con base en tus necesidades.

Por ejemplo, hay algunas que te exigen un ingreso mensual en específico, por lo que tendrás que ver si lo cumples. Es necesario recopilar la información sobre las tarjetas de puntos de viajes primero y sentarte a hacer esta comparación. El comparador de productos financieros ComparaGuru.com tiene un ranking de las mejores tarjetas de crédito para comprar boletos de avión, puedes visitarla en su blog.

Nomadic Matt, un chico que es experto en viajes, que ya ha visitado más de 70 países y que se dedica a escribir un blog dando consejos al respecto, de plano lo pone así: “Siempre aplico para nuevas tarjetas para alcanzar una meta en específico. Asegúrate de hacer esto: piensa en el viaje que quieres tener, en dónde te quieres quedar y en cómo vas a llegar, y luego adquiere las tarjetas que te ayudarán a llegar ahí.

Lo que él hace es tramitar varias tarjetas de crédito que le dan millas de vuelo y aprovecha los bonos de bienvenida que le dan. Hay un plástico que incluso le permite cancelar cada dos o tres meses y que cuando la vuelve a sacar lo hace elegible todavía para el bono, así que lo hace una y otra vez. Busca si lo puedes hacer.

“Mucha gente luego no lo usa, pero depende de qué tarjeta tengas, si consumes cierta cantidad de dinero, a los tres meses te dan un bono de ciertos puntos, es importante aprovecharlo”, recomienda Gabriel Galván.

Precisamente en este sentido, ten en cuenta que estos plásticos te piden un gasto mínimo para poder acceder a este bono, así que no lo desperdicies, haz compras con esa tarjeta y alcanza la cantidad requerida, porque el bono puede equivaler incluso a vuelos redondos. Por eso es tan importante que revises qué ofrece cada plástico y que pienses en lo que quieres lograr. Es un proceso que lleva tiempo pero que si lo haces bien te dará muchos ahorros.

Ten en cuenta que los puntos que juntes para volar no vendrán en su mayoría de los vuelos que hagas, sino de las compras que hagas con tu tarjeta de crédito, así que analiza también qué plástico te da más puntos por tus compras y sobre todo, al tenerla, preocúpate por pagar tu consumo con ese plástico.

Ve a donde te dan más

Revisa cuáles son los establecimientos que te ofrecen una mayor cantidad de puntos si pagas con ese instrumento.

La idea es que escojas estos establecimientos y que trates de pagar todo tu consumo de esta manera para que así puedas seguir acumulando puntos, ya sea que tu tarjeta sea de viajes o sea una que no lo es pero en la que puedes transferir tus puntos a millas o a kilómetros de viajero.

“Tú al hacer el súper te da los puntos por ser tu tarjeta de crédito, el bono por ser tarjeta de viaje y los puntos por comprar en el establecimiento, entonces sacas tres veces los puntos que no hubieras sacado pagando en efectivo o con otra tarjeta”, explica el abogado. No solo los supermercados tienen esta dinámica, sino también vinaterías, gasolinerías, hoteles y otros establecimientos, por lo que antes de comprar revisa si entran en esta categoría.

Si tu boleto lo compra tu oficina, no importa, aun así puedes acumular puntos.
Ten a la mano el número de referencia y cada que vueles contacta a la aerolínea para sumarlos.

“A la gente que viaja por trabajo, son gratis los puntos y así los vas sumando”, explica. Tienes una cierta cantidad de meses para
ingresarlos en tu cuenta, revisa bien.

De igual manera, si tienes pareja o familia, es recomendable inscribirte en los planes familiares que algunas aerolíneas tienen, porque esto te permite transferir puntos sin costo. Si tienes hijos, también
los puedes inscribir para que sus puntos acumulados te los sumen a ti.

Los puntos de otras tarjetas que no son de viajes también pueden transferirse a kilómetros, así que si tienes ya algún plástico contratado, revisa cómo funciona esta dinámica. Ten en cuenta que estas tarjetas tienen ciertos meses en los que si los transfieres, te dan cierto porcentaje extra en millas, por lo que necesitas ponerte listo y hacerlo en las fechas estipuladas. “No pases luego luego estos puntos sino que espérate a que vengan estas promociones”, recomienda Gabriel.

Cuando vueles fuera del país y tengas que comprar un vuelo de alguna otra aerolínea, es importante que tomes en cuenta al escoger por cuál vas a viajar y que esta pertenezca a la misma alianza a la que pertenece la aerolínea con la que tienes la tarjeta de crédito, porque esto te va a permitir sumar los puntos a tu cuenta.

“Si tú vuelas en cualquiera de esas aerolíneas, te dan los puntos”, asegura Galván. Revisa si podrías acceder a los VIP también de estas aerolíneas, pero esto depende del nivel que tengas en tu membresía. Precisamente, para elevar estos niveles en las membresías, a veces necesitas más que acumular puntos, volar frecuentemente, así que considera esto a la hora de que quieras canjear los puntos en cualquier circunstancia. Revisa la frecuencia necesaria de tus vuelos para acceder a todos los beneficios sin problema.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios
array(2) { [0]=> string(7) "cartera" [1]=> string(55) "tu-cartera/tarjetas-de-viajes-sacales-el-mayor-provecho" } cartera